lunes, 20 de octubre de 2008

Los banqueros nos dan lecciones de moral

Hace un par de días en un reportaje de Informe Semanal aparecieron los banqueros más ricos y mejor pagados de nuestro país para hacer un poco de autocrítica y para darnos lecciones de moral. De fondo veíamos sus despachos, suntuosos, obscenamente ornamentados. No veíamos sus nóminas, pero podíamos intuir que eran de 5 o 6 dígitos cada mes.

A mí personalmente que el señor Botín (cuyo apellido es muy significativo, por otra parte) venga a darme lecciones de moral y a decirme muy compungido que hay que volver a la banca tradicional, pues me repugna. Que el señor Blesa haga lo mismo pues igualmente repugnante me resulta.

Y de paso muchos aprovechan la situación económica para lanzar rumores insidiosos sobre la falta de solvencia de otros bancos que han puesto contra las cuerdas a la banca tradicional. Es muy fácil lanzar rumores envenenados sobre ING y su falsa quiebra inminente con la esperanza de que sus clientes saquen sus ahorros para meterlos en el Santander o en el BBVA. No me los creo. Con ING y bancos similares ("fresh banking") un ciudadano normal obtiene una rentabilidad positiva de su dinero. Con la banca tradicional, ese mismo ciudadano pierde dinero. Es así, tal cual. Y como les molesta tanto, pues a dinamitar al enemigo con infundados rumores que provoquen el pánico. No puedo evitar ser cliente del sistema bancario, pero lo que tengo claro es que hoy por hoy NUNCA seré cliente del Santader, ni del BBVA, ni de Cajamadrid, por nombrar algunos, que me harían perder dinero mediante comisiones a mansalva y cobros por respirar : correos, tarjetas, extracción de dinero en cajeros, consulta de saldo, emisión de documentos de pago, cobro de cheques, etc.....

El negocio bancario para mí es indecente, tal y como se concibe actualmente, obceno, inmoral. Por muchas razones. No hay más que ver el documental "El dinero es deuda" para entender que algo huele a podrido en todo este asunto.

Si todos aplicáramos la regla de oro : no financies tu consumo, compra sólo cuando dispongas de dinero para pagar al contado, las cosas serían distintas. Pero resulta complicado poner en práctica esta regla. Somos esclavos de un sistema consumista donde cada vez se produce más para que cada vez se compre más y cada vez debamos más dinero al banco.

¿Dónde ha quedado la utopía de la sociedad del ocio si dedicamos nuestras vidas a trabajar para pagar las deudas que tenemos con el banco y de paso consumir y seguir debiendo cada vez más?

¿Cómo puede ser que las sociedades primitivas dispusieran de mucho más tiempo libre para vivir felices su vida que nuestra tan avanzada sociedad tecnológica?

¿Quién está detrás de esta rueda tan cruel de un capitalismo que nos esclaviza tan impunemente?

Otro documental interesante para concienciarse de dónde estamos y a qué contribuimos es "La historia de las cosas".

Otra cuestión que da mucho que pensar es la siguiente : con el 1% de todo el dinero que se va a poner en juego entre EEUU y Europa para salvar a sus bancos se podría acabar con el hambre en el mundo. ¿No hubiera sido un buen momento para que entre todos los países que intentan salvar sus sistemas pusieran un 1% más (sólo un poquito más) y aprovechar para salvar de la hambruna y la pobreza a casi 1000 millones de personas en el mundo? Pero resulta tan difícil ser generoso que es imposible que ocurra algo así.

Insisto. Que cada cual se informe y elabore su opinión al respecto.

1 comentario:

Blog de Paco Piniella dijo...

Yo hoy he publicado este artículo, se llama "La izquierda enmudece ante la crisis"... http://www.lavozdigital.es/cadiz/prensa/20081025/opinion/izquierda-enmudece-ante-crisis-20081025.html

Espero te guste.
Salud!